domingo, 9 de abril de 2017

Doce años.



Hoy te quiero pedir perdón, perdón por no haber estado allí. Y es que hoy, después de doce años, se me ha olvidado estar contigo. Se me ha olvidado etiquetar y almacenar tu recuerdo. Se me ha olvidado compartir tus emociones, tu ilusión, tu entusiasmo, tu curiosidad... tu alegría. Te he olvidado, pero en mi olvido te he recordado... más joven, más firme, con un mundo que descubrir y compartir, con unas metas, con esa delicadeza y esa alegría. Te he recordado con la claridad y nitidez de aquel día. ¿Habrá valido la pena olvidarme para recordar o el recuerdo hará que me vaya olvidando poco a poco?

Doce años y ahí sigues. En tu camino. 

Alexandra Cabello.



Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

viernes, 5 de junio de 2015

Otro cinco más.

Ser como una estrella fugaz que pasa en el momento más inesperado de la noche. O como ese diente de león que al soplar deja tus deseos volando y recorriendo mundo. O como esa gaviota que surca el cielo, tanto durante el día como durante la noche. Ser como esa tortuga que se esconde en su caparazón y cuando ve salir el sol saca su cabeza.

He decidido que quiero jugar con la vida como si ella no jugase conmigo cada día. Que los planes y los esquemas nunca salen como uno se propone. Que la perfección no existe. Y que nosotros no estamos preparados para vivir con miedos y dilemas.

He decidido que quiero salir a jugar como lo hacía antaño. Que me toca coger esa bola que hará que consiga el "strike" que la vida me propone. O meter la "blackball" número ocho en la tronera correcta, esa bola que decidirá si ganas o pierdes pero que habrá captado todos los movimientos dados durante la partida.

Hay situaciones que te sorprenderán. Habrá pequeños detalles que te harán sonreír como si fuese la única opción válida del momento. Es cierto que habrá instantes en los que querrás construir esquemas y, en efecto, te tocará romperlos, pero qué más da romperlos si cuando lo haces es como si estuvieses ganando la partida que la vida te pone delante.
Alexandra Cabello.

Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

domingo, 31 de mayo de 2015

Dame un minuto.

¿Qué es el miedo? 

El miedo es como la familia. Todos tenemos una, pero por mucho que se parezcan todas son diferentes y personales, como los miedos. Hay miedos tan simples como a volar, a dejarse llevar, a cantar, a bailar... a desnudarse ante un extraño. Hay miedos hechos de inseguridades, miedo a quedarnos atrás, a no ser lo que soñamos, a equivocarnos de verbo, miedo a no dar la talla. Pero, sobre todo, miedo a que nadie entienda lo que queremos ser.

Hay miedos que nuestra propia conciencia lleva a cabo, como el miedo a que no nos aceptemos, miedo a no conocer lo que queremos sentir, miedo a lo desconocido. Pero, sobre todo, el miedo a la muerte, a que alguien a quien queremos desaparezca de nuestra vida. Y, es que, todo el mundo vive con este miedo. Con un miedo que se quedará lleno de historias increíbles y que serán compartidas en un lugar de encuentro. Historias que aunque hayan sido escritas por los muertos, seguirán siendo contadas por los vivos.

Hay miedos que nos harán enfrentarnos a dilemas. Miedos que dejaremos que pasen de largo por nuestra vida. Miedos que intentaremos cambiar para poder vivir lo que queremos. Miedos que dependerán de nosotros y otros que no. Habrá de esos que con un abrir y cerrar de ojos te harán cambiar la perspectiva de tu vida...

Una vez, en una película, escuché que "la fragilidad del cristal no indica debilidad sino calidad". Y, entonces, me di cuenta de que la superación de todos esos miedos sólo te hace ser más fuerte, que la ausencia de miedo sólo se puede resumir en felicidad. Que librarse de él es como quitarse la ropa delante de alguien, como cantar en medio de la calle o bailar en un centro comercial, al principio cuesta pero cuando empiezas lo único que tienes que hacer es seguir, sin dudarlo. Y, en ese momento, te das cuenta de que el miedo ya no te pertenece, que la felicidad te ha invadido y que la muerte solo es la excusa que pone la vida para que otros puedan contar tu historia.

Así que, dame un minuto y exhalaré todos mis miedos. 
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

martes, 5 de mayo de 2015

Cinco.

No dejes de pronunciar su nombre si es lo que quieres. No dejes que nadie te lo impida. No dejes que nadie te controle, que te haga pensar si vale la pena. Grita alto, grita muy alto. Hazle un pulso al miedo, da igual si pierdes, inténtalo. No te lamentes por lo que pasó ni por lo que no llegó a pasar. No te preguntes más un "¿por qué?". Todos nos pasamos el día pensando en el pasado o en qué será del futuro. ¿Y el presente? Deja de comerte la cabeza y sé feliz. O, por lo menos, encuentra una razón para estarlo; yo, ya la encontré.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

martes, 14 de abril de 2015

Cupido a veces se equivoca.

Te enamoraste de mi dolor cuando yo sólo necesitaba ser feliz. 

Llegó la hora. Llegó la hora de cambiarse de zapatos. Se acabó el invierno y los charcos. Se acabaron los tropiezos que destrozaban tus botines. Se acabó el correr entre las calles sin dirección, sin rumbo. Se acabó la oscuridad y los días fríos. 

No corras, deja que tus pies elijan los pasos que quieren dar. De pequeña me enseñaron que en la vida lo más importante son las huellas que dejas y como las dejas, así que, despacito y con buena letra que el tiempo pone todo en su lugar. Además, paso a paso la vida se disfruta más. Al fin y al cabo, los remolinos nunca han sido buenos y menos si son los que juegan con tu futuro.

Pisa fuerte, pisa fuerte para que todo el mundo te oiga. Que la vergüenza se quede atrás y que la gente sepa que tú también eres importante. Así que, corre, salta, baila, tropieza, piérdete... haz todo lo que se te ocurra porque estos zapatos no tienen ni nombre ni dirección, te darán la libertad.

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

viernes, 3 de abril de 2015

En solo unas horas...

"Parece una chica tímida, reservada. Sabe expresarse en público aunque parece que le cuesta al sentir inseguridad, timidez. No le gusta hacerse notar, más bien pasar desapercibida. Parece divertida y muy tranquila.

Tiene iniciativa aunque le cuesta, participa en las actividades, sabe expresarse de manera correcta y fluida, es capaz de adaptarse a determinadas situaciones.

Su actitud en relación con el grupo al principio ha sido correcta, se ha mostrado tímida pero a medida que íbamos hablando y realizando la actividad se ha ido soltando. Parece una chica alegre y simpática.

No parece la típica que va de líder en un grupo o que intenta resaltar sobre los demás, pero tampoco la típica que se deje llevar por el "líder". 

Le gusta estar en compañía, se acerca al grupo, no se aparta. No tiene dificultades a la hora de relacionarse con el sexo opuesto. Tiene iniciativa, se siente segura cuando está rodeada de sus amistades."

Y darte cuenta de que hay gente que sólo con observarte unas horas e imaginarse cómo puedes ser, te puede conocer más que tú mismo.

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

domingo, 22 de marzo de 2015

A quién vas a mostrar tus cicatrices.

Estoy sentada en medio del salón sin saber qué hacer y tú sólo me miras. Tengo el trastero lleno, el salón desordenado, el dormitorio patas arriba y 17 cajas embaladas. Tengo miles de fotos tiradas en el suelo. La nevera vacía y he roto el espejo del baño. La librería ya no está vestida de libros y las joyas se esconden en el joyero. He perdido mi anillo y las velas no se encienden. Las flores están muertas y secas. El agua sale fría. El atrapasueños está cansado de tantas pesadillas. La música ya no suena. Y las ventanas están rotas.

No sé por donde empezar, todo se me hace cuesta arriba y me da vueltas. Así que, lo mejor será que me levante, salga por la puerta y no mire todo lo que dejo atrás. Mas tú te has quedado con lo único que me daba la vida: MI CASA, mi corazón.

Alexandra Cabello.


Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

viernes, 20 de marzo de 2015

Els seus ulls a l'ombra.

¡Felicidades por tus 10 años de vida! 
Hoy, hace 10 años, empezaste a nacer y a hacerte notar y, ahora, ni siquiera puedo encontrarte. 
Han pasado 10 años, los cuales han estado llenos de tormentas con días soleados, de sombras escalofriantes, de mares enfadados y de suspiros incontrolados. Hace 10 años que el mundo empezó a girar de otra manera... 10 años pequeño, sólo 10 y ya has sufrido tanto.

Y, es cierto, hoy te quiero mucho más que mar, cielo y tierra pueda existir. Pero la vida es así de cruel. Tu latido se hace cada vez más insignificante, menos sonoro, pero sé que eres fuerte. Sé que saldrás adelante. Sé que eres un guerrero vestido de paisano. Y sé que algún día podremos sentirnos orgullosos.

Porque si hoy te quiero tanto, imagínate mañana.
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Fuimos el amor equivocado, en el momento perfecto.

¿Qué hubiese pasado si en el 2012 se hubiese acabado el mundo tal y como predijeron los mayas? ¿Cómo hubiese sucedido? Realmente, no lo sé. Ni si quiera me hago una idea de como hubiese sido ese "fin del mundo". Sólo sé lo que he vivido durante estos tres años. Sólo sé lo que he aprendido, las decisiones que he tomado, cuantas veces me he levantado después de una caída, pero, sobre todo, sé todo lo que he sentido. Y, ¿quién dice que el "fin del mundo" no llegó cuando los mayas predijeron? Claro que llegó. El mundo, de una manera u otra, cambió de partida.

Al fin y al cabo, la vida es un juego en el que tan solo te conceden una única oportunidad. Es un juego donde no juegas solo. Y es posible que haya veces que prefieras ser ese cobarde que se esconde detrás de su obstáculo, pero eso no es lo que quiere la vida. La vida quiere que caminemos, corramos y nos caigamos. Que derrapemos curvas y saquemos la lengua en las cuestas. Busca que nos sea imposible mirar atrás para intentar retroceder. Después de todo, eso lo que te llevas contigo cuando todo acaba, TU VIDA, tu game over.

Hoy he aprendido que no hay que temerle a las curvas. Que no hay que andar dos pasos atrás para coger impulso. Que hay que sonreírle a los problemas. Que la vida es un perder o ganar que trata de tomar decisiones y arriesgarse. Que no te concede segundas oportunidades. Que de las caídas se aprenden. Que las cicatrices siempre serán las mismas y nunca desaparecen.

Así que, hoy he decidido jugar y estoy dispuesta a ganar, SIEMPRE.

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

domingo, 8 de marzo de 2015

Como una puta cajetilla de tabaco.

- No, no... Es vuestra historia, ¡no os preocupéis!
Todo siempre empieza así, lleno de emoción y entusiasmo. Lleno de alegría. Pasan los meses y sigues en tu nube, sigues avanzando. Te ves lleno de vida. Pero, entonces, es cuando todo empieza. Empieza a haber mal entendidos, roces, discrepancias. Y das tu primera calada. Y notas como una parte de ti se esfuma con él. Siguen pasando los días y uno más o uno menos ya no te afecta. Fumas sin más, para ahogar tus penas. Ya solo quedan dos. Y ya todo se ha acabado, no queda ninguna emoción ni se puede encontrar el entusiasmo. Ya no se vive en una nube continua. Ya hay más roces que alegrías. Todo se ha acabado. Pero te los fumas, te los fumas sabiendo que tu última calada será el fin de tu historia.
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

martes, 3 de marzo de 2015

Sembla fàcil ser feliç.

Se amaban, se amaban como nunca se había amado nadie. Se fundían en sus miradas, en sus caricias. Se fundían al besarse. Se peleaban por tonterías que después arreglaban en mil sonrisas. Caminaban cogidos de la mano. Se ponían a bailar y a cantar en medio de la calle. Se deseaban aún estando desnudos. Se ponían a fantasear sobre el futuro en lugares especiales. Dormían siestas abrazados. Discutían por estupideces. Veían películas, series, dibujos. Se sentían orgullosos el uno del otro. Se animaban. Se apoyaban. Se decían cursiladas. Eran felices, felices con sus ventajas y desventajas. Era feliz solo de pensar que podría despertarse cada mañana a su lado. Se amaban.

Nos amábamos, ¿crees que eso ocurre todos los días?
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

jueves, 26 de febrero de 2015

Por un mundo sin amor.

Se miró al espejo. Al menos seguía entera, - se dijo - la vida pasa y te rompe a cachitos. Se puso los zapatos y salió a correr. Lo único que deseaba era sentirse importante entre el viento. Importante ¡qué tontería! Lo único que quería era despejar la mente, dejar que el tiempo hiciese lo que tenía que hacer. Y, entonces, se desplomó. Se desplomó como si de un edificio se tratase. Cayó rendida en la arena preguntándose si tan mal lo había hecho en esta vida. Si realmente se merecía todo lo que estaba viviendo. Miró al horizonte y no supo qué contestar, sólo las lágrimas brotaban de sus ojos. No se había sentido tan sola e insegura en ningún momento de su vida. Entonces se levantó, decidió luchar. Luchar por ser feliz. Por recibir esa felicidad que tantas personas le habían arrebatado. Se decidió a ser sincera. Corrió, corrió incluso cuando sus piernas se quejaban del cansancio. Corrió mientras las lágrimas seguían brotando de sus ojos. ¿¡Acaso eso era más doloroso que el vacío que sentía dentro de ella?! Tomó el camino de retorno a casa. Llegó al portal. Y vio un sobre en su buzón. Un sobre sin remitente y sin sello. Lo abrió y solo había un nombre: Júlia. 
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

lunes, 16 de febrero de 2015

Al borde del abismo emocional.

Quizá sea cierto eso que se rumorea por las calles. Quizá sea cierto que la vida sólo te presenta a personas con un único fin. Quizá sea cierto que es mejor vivir, seguir con tu vida como si lo vivido fuese un fantasma escondido en el cajón del olvido, sin hacer ruido. Sí, quizá sea cierto.

Lo que no es cierto son los rumores de que el tiempo lo pondrá todo en su sitio. De que el tiempo todo lo cura. No es cierto que puedas pasar página y olvidarte de todo. Es normal que veas un pequeño detalle y recuerdes a esas personas y esos momento. Es imposible dar por olvidado un capítulo de tu historia. 

Es imposible hacer desaparecer tantas fechas, momentos, sentimientos, recuerdos, sonrisas, miradas... Es imposible dejar un libro que hemos dado por acabado y no querer volver a releerlo a pesar de conocer el final. Es imposible que tu conciencia no haga revivir esos momentos mientras duermes. Es imposible no soñar despiertos con aquello que deseamos, que queremos.

Lo bueno de los sueños es que tú puedes ser el mejor protagonista de la novela. Mientras que lo bueno de la vida es que eres el mejor escritor de los hechos. 

Los sueños van más allá de la vida misma. 
La vida misma va más allá de tus propios sueños.

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

jueves, 15 de enero de 2015

Por un 15 de enero más.

Felicidades por un día más. Porque hoy hace 19 años que vine al mundo. Recuerdo que con 15 años deseaba enormemente tener los 18 y resulta que éstos han pasado más rápido que volando. Ya entro en los 19 años y pronto, el próximo 15 de enero, tendré que cambiar de prefijo. ¿A todo el mundo le debe pasar esto de que los años pasan volando? ¿Por qué cuando lo deseas los días parecen que no pasan y cuando los tienes no te das ni cuenta? Hay veces que la vida te deja sin palabras.
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Nos empeñamos...

Llega un momento de tu vida en el que te empeñas a creer y desear algo que no llegará. Algo que no es posible.

Nos empeñamos a ser felices y nos ponemos a buscarlo como si de un objeto perdido se tratase... y lo que no sabemos es que la felicidad nos acompaña continuamente pero no le hacemos ni caso.

Nos empeñamos en buscar a ese amor verdadero. Al amor de nuestra vida... cuando ni siquiera sabemos si es eso lo que quiere la vida para nosotros o no. ¿por qué andamos siempre buscando el amor? ¿por qué andamos siempre buscando un compañero con el que caminar? ¿por qué? Si somos autosuficientes y contamos con personas que nos intentan ayudar desde pequeños.

Nos empeñamos en querer ser como el resto. En querer agradar a una sociedad que no sabe ni siquiera de dónde han salido esos estereotipos.

Nos empeñamos en entender, en intentar parecernos al resto... pero no nos empeñamos en pensar, en salir del barullo de gente y respirar un nuevo aire, en escuchar una nueva sinfonía, en ser autosuficientes.
Alexandra Cabello.

Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Recuerda.

Recuerda,
recuerda el sol en la arena de la playa,
las olas negras de la oscura noche y la blancura de la mañana.
Recuerda tu sonrisa reflejada en sus ojos,
 recuerda aquello que te hace avanzar.

Recuerda el fragor del día a día, las noches de lunas llenas en soledad o compañía.
Enmarcados quedan los recuerdos en personas que perdemos y florecen nuevos en aquellos que llegan. El dolor amanece como un día oscuro y se rompe con la llegada de las primeras luces de la tarde, ilumina gotas de cristal que caen del olvido y atraviesan persianas aclarando habitaciones que hace tiempo enmudecieron de sufrimiento. Alza el vuelo aquella ave que una vez surco el cielo con la gracia de aquel que no teme a nada y se precipitó contra la dura realidad, remonta el vuelo con el recuerdo de que algo nuevo está por llegar.

No es solo hoy que amanece, rememora el pasado viviendo en el presente, rompe esquemas de futuros ocultos que aún están por nacer y decide envejecer sabiendo que la vida es dura pero el dolor de vivir es el gozo del que vive. Las pasiones ocultas quedan entre sabanas de cómplices que gritan a la luna y callan al calor del sol, mas saben que solo es una noche, aunque una noche más está por llegar pues no es solo hoy que anochece ni es solo hoy que se amarán.


El ocaso llega siempre, con su manto oscuro y su cálida luz roja. Rompe las tinieblas que se afanan en salir antes de hora y anuncian el fin de un día y una vida, pero siempre quedará el recuerdo de amaneceres grises, días azules, mediodías de dolor y noches de pasión que solo una vez más decide rememorar. Al final de sus días solo queda el recuerdo y una sonrisa se pinta en sus labios por última vez, eterna en el recuerdo.
Roger Estelrich.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

viernes, 24 de octubre de 2014

Mi secreto.

Es él. No es ni un desconocido ni el cartero ni el vecino. Es el que tiene esos esos ojos verdes, con un lunar debajo del ojo derecho, y esa mirada que me encanta. El que tiene el pelo oscuro y rebelde. Es esa persona tan insegura y preocupada. Esa persona que te escucha y te anima. De esas personas que son capaces de dedicarte un día entero solo a ti. De esas que lo dan todo por alguien sin necesidad de tener que recibir algo.

Él es esa persona que hace que brillen mis ojos de felicidad cada día. Es el que saca la niña pequeña que llevo escondida, el que deja de lado mi parte más sería y saca la más viva. Es el único capaz de sacarme de quicio y, en menos de 0.0001s, conseguir que me ría sin que se dé cuenta. Él es la persona más despistada y desordenada que tengo a mi lado. Él es mi artista, el que de un folio en blanco consigue hacer cosas increíbles.

Él es mi pilar, mi apoyo, el que me hace seguir hacia delante. Él es el que me despierta de mis largos días en la cama. Es el que me hace curiosear las cosas de la vida.

Él es el que me mira con esa mirada tan especial, el que me besa como si fuese la última vez que lo hiciese y el que me llena de "te amo" siempre que puede para que no se me olvide. Es el que llena todas mis noches de amor, y mis mañanas. Es el que con una caricia me lleva hasta el corazón de Venus.

Es a él al que extraño, es a él al que quiero.
Alexandra Cabello

Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

domingo, 12 de octubre de 2014

Viva el país de los tontos.

Me quedo con su locura y su cordura. Me quedo con su sonrisa, con su mirada, con sus caricias, con sus lágrimas llenas de amor. Me quedo con su tozudez, con su manera de pensar, con su pérdida de papeles. Me quedo con él. Con todo lo que le compone. Me quedo con todo su pasado, su presente y, quiero quedarme, su futuro.  

Me quedo con su país de los tontos, con sus risas, su alegría, su niñez. Me quedo con su cariño, con su manera de mirarme, con su manera de protegerme. Me quedo con lo mejor de la vida. Me quedo con el amor de mi vida.
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

sábado, 4 de octubre de 2014

Es un paso a la madurez acojonante.

Crecemos ingenuos de aquello que nos proporciona la vida. Crecemos sin control, conociendo a gente, perdiendo a otros. Crecemos buscando nuestra estabilidad, tanto emocional como sentimental. Damos pasos durante el camino para llegar a disfrutar de él y no de su meta. Continuamos siendo fuertes y aún así no basta. No es suficiente para no destrozarnos en algún momento del camino. No es suficiente para decir "Yo puedo con esto y más", pero la vida pasa, ¿no? Y no es cuestión de quedarse estancado en el camino por gente que quiere escapar de él.


Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

sábado, 16 de agosto de 2014

Qué se siente.

Sentir que se estremece tu pecho al notar que alguien te falla. Al notar que echarías todo desde el balcón, pero sólo te detienes a esperar. Te detienes a pensar en frío, pero al final todo se acaba inundado y deja de tener sentido. Todo se va perdiendo. Deteriorando. Te asomas al balcón y miras con la esperanza de no haber tirado algo que no debías. Por suerte, todo sigue en su sitio pero un poco más dañado. 
Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

Otro tipo de amor.

Hay veces que prefieres no mirar atrás. Prefieres cerrar los ojos y seguir corriendo. Correr tan rápido que el corazón quiere huir de su jaula.

Hay días que prefieres no pensar en todo lo que has ido perdiendo por el camino. Pero hay otros días en los que la soledad solo te hace pensar en todo el vacío que te han ido dejando y que es tan difícil de llenar. 

Puede pasar que de la noche a la mañana, de repente, desaparezca alguien especial en tu vida. Alguien que lo era todo. Aquella persona que te complementaba, o al menos, eso creías. Desaparece de tu vida sin ninguna razón, sin saber darte un motivo decente, aunque de vez en cuando la ves, y tienes la sensación de que no puedes hablarle como antes porque esa persona ya no te considera nada para ella, porque fue la que dijo que no podía continuar con esa amistad. Entonces, ¿de qué sirve que esa persona sea tan importante para ti si tú no lo eres para ella? ¿De qué sirve saber su artista favorito, su color favorito, su comida favorita, su cumpleaños...? Si, al fin y al cabo, el día de tu cumpleaños puedes estar delante de ella, hablando con ella y no felicitarte. Obviamente, no eras tan importante para ella. Y, entonces, es cuando te das cuenta de que posiblemente todo lo que has vivido con esa persona sean solo recuerdos vacíos de sentimiento. 

Te das cuenta de que ese vacío no se llena ni con lágrimas ni conociendo a gente nueva. Te das cuenta de que el miedo y la desconfianza crece a la hora de conocer a alguien. Te das cuenta de que ese vacío va a seguir dentro de ti hasta el fin de tus días y que nada ni nadie lo va a poder llenar nunca. 

Dicen que: El ser humano necesita a otro ser humano para ser ayudado, pero ¿qué pasa cuando no está a tu lado la persona, amiga, amigo, compañero... que quieres que te ayude?
¿Qué pasa cuando ya prefieres dejar pasar la vida y la gente?
¿Qué pasa si ya te da igual el recuerdo vacío o el vacío de recuerdos? 

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

sábado, 9 de agosto de 2014

Y gracias.

Podíamos haberlo vuelto a intentar, y haber fracasado otra vez, y no habernos importado nada. Podíamos habernos quedado un poquito más, aunque quisiéramos irnos, mojándonos bajo la lluvia, para ver quién era el primero que mandaba todo a la mierda y abría el paraguas. Pero no volvimos a suceder. Y quizás sea mejor así, aunque los primeros días me quería morir y los de después también, pero ya no tanto. No tanto. Y que el tiempo lo cura todo y que tú eres una herida como otra cualquiera. Ahora lo entiendo todo mucho mejor, cariño. Y he corrido lo más rápido que he podido para venir hasta aquí y decirte que yo... que yo ya no... O que ya. Qué basta. Que eres el hombre más maravilloso del mundo, pero que ese mundo ha detonado y ahora sólo queda humo. Pero he dejado de fumar, ya lo sabes. Así que, aquí me tienes, en el umbral de estas palabras, llamando a la puerta para decirte adiós: abre. O asómate por la ventana, qué más da. Te sonrío y me voy, para que sepas que, sino enamorarme, al menos sé sobrevivir. 

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

lunes, 30 de junio de 2014

Colgando en tus manos.

Últimamente todo me huele a ti... Las sábanas, las camisetas, los pantalones, mi cuarto... Tu aroma está impregnado en cada poro de mi piel, es como si estuvieras abrazándome en un abrazo eterno, pero es imposible... Tú no estás. Tu mirada ya no se centra en la mía, tu sonrisa no busca mi sonrisa, y tus manos... ¡Oh, tus manos! Ellas ya no buscan erizar mi piel.

En cambio, tu aroma, por muy lejos que estés, sigue en mi. A pesar del tiempo, tu esencia sigue recorriendo todo mi cuerpo. Ella, tan presente como ausente, sigue siendo la misma que la primera vez que te conocí. 

Es como si el viento te condujese hasta a mi pero sin poder verte ni tocarte, solo sentirte.

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

martes, 27 de mayo de 2014

XXVII

Me he preguntado miles de veces que qué me depararía la vida si estoy a tu lado. Miles de veces he dudado y miles de veces me he querido echar atrás por miedo...

Pero después, me he preguntado cómo sería mi vida si no te tuviese a mi lado. Me he dado cuenta de que echaría de menos muchas cosas de ti. Muchos gestos. Muchas dudas. Muchas caricias. Muchas tonterías. Me he dado cuenta de que lo que quiero sentir es tu abrazo continuo. Que solo quiero escuchar tu voz y tus razonamientos cuando esté discutiendo. Que solo quiero que tus labios estén sobre los míos. Quiero que tus ronquidos me despierten de madrugada, golpearte, y tú, profundamente dormido, me abraces más fuerte. Quiero seguir viendo ilusión en tus ojos verdes. 

Quiero que seas tú el que me abrace cada mañana. Porque si no eres tú, si no estás a mi lado, siento que algo me falta.  

Alexandra Cabello.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.

sábado, 12 de abril de 2014

Un lugar perdido.

¿Sabes? Ya sé por qué te quiero, te quiero porque eres CASA. Da igual lo que pase ahí fuera porque juntos somos CASA y todo está en paz. Vienes aquí y te duermes en mis brazos y yo me quedo toda la noche mirándote que es lo más bonito que puedo hacer. Tú eres mi CASA y yo soy tu CASA.
Te quiero.

¿Sabes? Yo también sé por qué te quiero. Porque haces las cosas fáciles y si tuviera que elegir un sitio para vivir sería tu cuarto. Porque debajo de tu cama el mundo es tan pequeño que parece que no puede pasar nada más y, a mí, no me hace falta que pase nada más si estoy contigo.
Te quiero.
Licencia de Creative Commons
Creado a partir de la obra en seensatioon.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://seensatioon.blogspot.com/.